Transformación digital y aplicaciones de gestión, el nuevo reto para la Pyme

Transformación digital y aplicaciones de gestión, el nuevo reto para la Pyme
Transformación digital y aplicaciones de gestión, el nuevo reto para la Pyme

Las pymes se enfrentan actualmente a muchos y grandes retos. Entre ellos, el de adaptarse e implementar los avances tecnológicos para sacar rendimiento a su presencia en internet. Las aplicaciones de gestión son la clave para conseguir este objetivo, pues constituyen la mejor herramienta para establecer un nuevo modelo de gestión, mucho más eficaz y eficiente. Se trata de sistemas que les van a permitir optimizar sus recursos, ya que suponen una innovación importante en áreas como la relación con clientes y proveedores.

¿Sabías que el tejido empresarial español está integrado básicamente por pymes? Lo confirma un estudio llamado Retrato Pyme, según el cual el 98,88% de las empresas españolas tienen entre 0 y 250 trabajadores.

Pues bien, todas ellas, dentro de sus recursos, que en ocasiones son bastante limitados, deben enfrentarse ahora al proceso de transformación digital que vive la sociedad. La mejor manera de hacerlo es haciendo uso de las aplicaciones de gestión. Existen de todo tipo y condición y, la mayoría, están adaptadas a diferentes sectores y cuentan con características y funcionalidades propias.

La transformación digital para pymes más competitivas.




Cualquier negocio que pretenda mantenerse ajeno a los avances tecnológicos y a la digitalización, irá quedando, poco a poco, fuera del mercado. Se trata de un cambio obligado si quieren mantener su nivel de competitividad, así como evolucionar y crecer. Lo cierto es que, cada negocio, puede y debe afrontar el cambio de sus posibilidades y, lo mejor, es que existen en el mercado buenas opciones para conseguirlo.

Sin embargo, la transformación digital de las empresas no es solo una cuestión de competitividad. También es un asunto que afecta directamente a su seguridad y a la optimización de sus propios recursos. La evolución tecnológica de su gestión, va a mejorar y hacer mucho más rentables todos sus procesos, tanto los internos como los externos.

En cualquier caso, esta modernización tecnológica no consiste, simplemente, en la implementación de un software concreto, programas profesionales. Se trata de un cambio mucho más profundo que va a requerir, de forma paralela, cambios profundos en la organización, inversión, tiempo y dedicación. Pero, se trata de un esfuerzo que, aunque intenso e importante, merece la pena. El motivo es que al final de la carrera de fondo les espera una mejora de objetivos, una mayor rentabilidad y una optimización importante de los recursos propios. Pero, claro, la clave está en afrontar el cambio de forma correcta y coherente.

Para ellos disponen de aplicaciones de gestión basadas en el Cloud Computing, Business Intelligence, soluciones de movilidad y otros sistemas digitales y tecnológicos que ponen ante las empresas nuevos canales para crecer y volverse mucho más competitivas. Por un lado, aunque requieren inversión inicial, ayudan a reducir costes de tipo operativo. Por otro, son magníficas herramientas para atraer y fidelizar clientes, y abrir nuevos mercados. De esta manera, se adaptan a un entorno cambiante y cada día más exigente.

¿Cómo gestionar online los procesos de una pyme?




La gestión en línea de una organización empresarial es la base sobre la que asienta el proceso de digitalización. Un proceso que gira entorno a la tecnología, la información y el cliente. Es decir, la tecnología genera información; la información nos ayuda a conseguir nuevos clientes y fidelizarlos; y los clientes, son la base de cualquier negocio.

Las aplicaciones de gestión son herramientas digitales que conectan todos los elementos que forman parte de la organización empresarial, de tal forma que los departamentos dejan de trabajar de forma aislada para pasar a crear sinergias y dar un nuevo impulso a la empresa.

El mejor exponente de las aplicaciones de gestión para pymes el ERP que, una vez implementado en una empresa, ofrece a sus gestores una visión completa, global y actualizada del estado del negocio. Un ERP, por ejemplo, reduce costes porque evita duplicidades; se va implantando en forma de módulos conforme va creciendo la organización; y, sobre todo, amplía la capacidad de control del negocio y el seguimiento de todos los procesos.

Un buen ejemplo de ello nos llega de la mano de Solmicro, una empresa especializada en software de gestión para pymes, con un amplio catálogo de servicios ERP adaptados a empresas de sectores bien diversos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*