¿Qué programa de facturación me conviene?

programas-facturacion-ziclope

En el mercado existen muchos programas de facturación enfocados a diferentes tipos de empresas. Las personas autónomas, generalmente, eligen aquellos que son gratis, pero tiene la desventaja de que no puedes contactar con el proveedor; Ziclope, es diferente porque tiene un software diseñado para cada necesidad.

Enfócate en tus necesidades

Debes pensar en qué tipo de necesidades tiene tu empresa, para poder elegir cuáles son las características del programa que más se adecuen a estas. Por ejemplo si eres un ama de casa que necesita llevar la contabilidad de su familia, lo que más se adecua a ti es un programa simple.

Por otra parte, si ya manejas una cartera de clientes amplia o si tu negocio consiste en comercio y por ello debes tratar con distintos proveedores, tu necesitaras un programa más elaborado, que no solo tenga en cuenta gastos pequeños, sino que pueda hacer cálculos difíciles como los impuestos.

Dos ejemplos claros

Para el ama de casa y el profesional autónomo: Necesitas un programa sencillo y lo mejor de todo gratis para poder gestionar tus finanzas personales. Que esté enfocado en trabajar los ingresos diarios o mensuales, tomando en cuenta las fuentes más comunes de estos, como lo serían un salario y el pago de hipotecas.

Es una forma segura de llevar un registro de tus gastos básicos como ropa y comida. Además te da balances gráficos para que comprendas mejor tus hábitos de gasto. Es importante que trabaje con Windows Xp, 7 y Vista, por lo que no tendrías ninguna dificultad para instalarle en casa.

Grandes y medianas empresas: Aquí ya hablamos de palabras mayores, en cuanto a programas de facturación porque necesitamos que nos permita tener un control férreo sobre lo que entra y sale de la empresa. No solo en materia monetaria, sino en productos físicos.

Si incluye una aplicación para facilitar el manejo de la mercancía en stock, mejor. Además de gestionar los ingresos, debe crea listas de los proveedores y los clientes. Lo más importante es que pueda calcular los impuestos a pagar; automatizando la emisión de las facturas para ahorra tiempo.

Cuál me conviene

Si comparamos los dos productos y la clase de cliente,podemos ver que un programa, fácilmente, puede ser usado por personas comunes para controlar sus finanzas, pero también aplicaría para pequeñas empresas o proyectos que estén comenzando y aún no tenga estable un presupuesto.

En cambio, si vuestra empresa, no importa si es pequeña, ya tiene una lista de clientes y un presupuesto anual asignado, es mejor que os decantéis por el programa más elaborado, porque servirá para cubrir la demanda actual y además tendréis cubiertas otras que puedan surgir si la empresa crece.

Elegir un programa de facturación pertinente es algo que requiere meditación y proyectar, si en un futuro necesitareis ciertas funciones o no. Lo mejor es acudir a webs especializadas en el tema para comparar y hacer una buena elección.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*